Diferencias entre el esqueleto femenino y masculino

A pesar de que todos los seres humanos tenemos un esqueleto, existen ciertas diferencias entre el esqueleto de un niño, de una mujer y de un hombre.

La principal y más importante diferencia entre el esqueleto femenino y masculino es la pelvis.

Diferencias entre el esqueleto femenino y masculino

Comparación de un esqueleto masculino (a la izquierda) y un esqueleto femenino (a la derecha).

Pelvis masculina

Hablemos de la cintura pélvica, existen dos huesos simétricos que se le llama huesos foxales emipelvis, que articulan por delante por precisamente la síntesis del pubis y por la parte posterior con el sacro que queda a su vez en el medio.

Estos huesos en su origen están formados por tres huesos diferentes que luego forman una sola pieza, estos huesos son el íleon, formando la parte de arriba de la pelvis, le sigue el pubis en la parte inferior en forma de ramas quienes se vinculan precisamente por el cartílago del pubis.

Y en la parte más baja y posterior se encuentra el disque que sale desde la parte posterior del íleon hasta el pubis.

Pelvis femenina

Al igual que la pelvis masculina está formada por cuatro huesos, el sacro, el coxis y los dos iliacos, el iliaco es producto de la fusión del ilion, isquion y pubis.

Existen varios tipos de pelvis femeninas, la cinecoede es la pelvis ideal, y constituye el 50% de las pelvis en las mujeres y es buena para el parto. La pelvis androide se presenta en aproximadamente el 15% de las pelvis en las mujeres y sus pronósticos para el parto es muy irregular y negativo.

La platipeloide constituye el 30% de las pelvis y su pronóstico para el parto es bueno, aunque no es la pelvis ideal, y por último la antropeloide es la variación más extraña ya que se presenta en menos del 5% de los casos y su pronóstico en los partos es negativo.

Diferencias entre ambas pelvis

La morfología de la pelvis de individuos del mismo sexo presenta a veces diferencias considerables. La pelvis femenina permite el parto. La pelvis femenina y la pelvis masculina presentan por tanto diferencias.

La pelvis femenina es más ancha que la pelvis masculina, el estrecho superior de la pelvis femenina es más extenso. Su forma puede ser bastante variable.

Y para finalizar el promontorio de la pelvis femenina tiene menor prominencia.


Deja un comentario

contadores de visitas